Las pistas de esquí en Andorra. ¿Cuándo cierran?

Una de las temporadas más esperadas en todo el año por los amantes de los deportes sobre la nieve, y muy especialmente por aquellos a quienes les apasiona practicar el esquí, es precisamente la temporada de invierno.

El invierno es sinónimo de esquí, y si tienes planeado esquiar en esta próxima temporada, es importante que conozcas cuando cierran las pistas de esquí y así puedas planificar con antelación la fecha estimada para el viaje. Como hemos mencionado en post anteriores, una de las mejores zonas para practicar el esquí es Andorra, así que en esta oportunidad nos enfocaremos en las pistas de esquí en Andorra.

Las pistas de esquí en Andorra. ¿Cuándo cierran?

Generalmente la fecha de apertura y cierre de las pistas de esquí en Andorra suelen ser similares todos los años. Por lo tanto, la estación Grandvalira que es una de las más visitadas, tiene su apertura el 30 de noviembre y cierra generalmente el 13 de abril.

La estación Vallnord también realiza su apertura el 30 de noviembre y cierra al público la temporada el 13 de abril. La misma fecha aplica para la estación Pal – Arinsal. Con respecto a la estación Ordino – Arcalís, su apertura es el 16 de noviembre y el cierre es el 3 de mayo.

¿Porque cierran las pistas de esquí en Andorra?

Cuando cierran las pistas de esquí en Andorra, la base fundamental para esta decisión se debe principalmente a los factores climáticos. La razón evidente que todos conocemos es que simplemente falta la nieve en las pistas. Ahora bien, no es ese el único inconveniente que conlleva al cierre de las pistas de esquí en Andorra. Aunque en algunas pistas aun exista suficiente nieve para esquiar, es en realidad el viento es el principal causante de los cierres.

El viento trae consigo una serie de factores negativos que llevan a las estaciones de esquí en Andorra a cerrar. Algunos de estos factores son:

– El fuerte viento disminuye la capacidad de visibilidad de los esquiadores.

– Los vientos fuertes generan que la sensación térmica aumente. Por esta razón, la sensación de frío que sienten los esquiadores es mayor. Por ejemplo, si la temperatura del día es de 0 °C, y el viento tiene una velocidad de 60 km/h, la sensación térmica del esquiador será de -18 °C.

– Las estaciones de esquí en Andorra cierran ya que las corrientes de viento provocan que la nieve se levante. Esto trae como consecuencia que algunas partes de la estación de esquí se queden sin nieve, es decir, completamente peladas y por otro lado otras zonas queden con nieve acumulada debido a que el viento la desplaza.

– Cuando las pistas de esquí en Andorra cierran por causa del viento, es porque el mismo alcanza velocidades de aproximadamente 60 km/h. El problema de esta situación, es que esa velocidad impide el funcionamiento seguro del telesilla o de una telecabina, con lo cual ambas quedarían inhabilitadas.

– El fuerte viento forma bañeras. Para los esquiadores principiantes, estos baches harán que sea mucho más difícil esquiar con comodidad, y muchas ocasiones las famosas de bañeras pueden causar lesiones a los esquiadores.

En pocas palabras, además de lo evidente que es que comienza a desaparecer la nieve, la principal razón por la cual toman la decisión de cerrar las pistas de esquí en Andorra se debe al viento. Y cualquier persona que ha practicado este deporte, sabe muy bien que no hay nada más difícil y peligroso que practicar el esquí con viento.

Quizá también te interese:

 

Add Your Comment