Tipos de esquiador. ¿Te gustaría descubrir qué tipo de esquiador eres?

Seguramente cuando pensamos en tipos de esquiador, nuestra mente inmediatamente comienza realizar una clasificación al estilo de esquiador bueno, regular y malo. Y aunque esta clasificación es bastante obvia, a nivel profesional las clasificaciones de tipo de esquiador vienen dadas por las fijaciones con clasificación DIN, un tanto más complejas que las antes mencionadas.

Su complejidad no depende del nombre de la clasificación, sino de los criterios para categorizar los tipos de esquiador. La clasificación DIN, es una clasificación elegida por el mismo esquiador en el cual la persona describe la forma en la que esquía.

Pudiéramos decir que se trata de una combinación un tanto confusa de nivel de habilidad, terreno preferido y muy importante la agresividad. A nivel personal eres el único responsable de informar y decidir la clasificación en base a los criterios para que se pueda configurar correctamente sus fijaciones por parte del técnico de encuadernación. Los tipos de esquiador están en tres categorías mostramos a continuación.

– Esquiador tipo I.

En la categoría de esquiador tipo I, están incluidos aquellos esquiadores de nivel principiante, aunque no es exclusiva para principiantes. Este tipo de esquiadores prefieren pendientes suaves y moderadas sin demasiados obstáculos. También se orientan hacia velocidades más moderadas y su estilo de esquiar no es agresivo.

Los esquiadores de la categoría tipo I, necesitan unos ajustes de liberación inferiores a la medida, con el fin de que las fijaciones se puedan soltar con seguridad en caso de presentarse un choque a baja velocidad. Cabe resaltar, que esta categoría no es exclusiva para principiantes, ya que un esquiador experimentado puede entrar en la categoría tipo I si es precavido, ya que no suele arriesgarse a esquiar rápido.

– Esquiador tipo II.

Los tipos de esquiador que entran en la segunda categoría, son aquellos que prefieren esquiar en varios tipos de terreno y con variedad de velocidades. En pocas palabras, un esquiador tipo II fácilmente puede esquiar por toda la montaña a alta velocidad, así como también esquiar fuera de pista mucho más despacio.

Este tipo de esquiadores suelen ajustarse más a cualquier tipo de terreno, y requieren ajustes de liberación promedio que no sea demasiado difícil y al mismo tiempo demasiado fácil liberar.

– Esquiador tipo III

Los tipos de esquiador que entran en esta tercera categoría, suelen ser aquellos esquiadores experimentados y agresivos, aunque no es una categoría exclusivamente para este tipo de esquiadores. Sin embargo, la mayoría de personas que entran en la categoría 3 tienen tendencia y preferencia esquiar rápido todo el tiempo por pendientes con una inclinación moderada o pronunciada. Generalmente los esquiadores y tipo III no les gusta ir despacio.

Como hemos mencionado antes, no una categoría exclusiva para esquiadores avanzados o expertos. Un esquiador tipo III también puede ser un esquiador intermedio que suele esquiar como loco y por ello entra en esta categoría.

Un esquiador tipo III requiere una configuración de liberación superior a las categorías anteriores con el fin de garantizar que no se le expulse de las fijaciones cuando no se haya presentado un accidente. Esto es muy importante, ya que una inyección involuntaria puede provocar que un esquiador tipo III se estrelle y se lastime.

Como puedes notar, la diferencia entre una clasificación u otra además del nivel, está relacionado con la agresividad y el estilo de esquí al cual estés acostumbrado Según estos criterios de clasificación, ¿qué tipo de esquiador eres?

Quizá también te interese:

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *