Consejos y prevenciones sobre aludes.

Una de las mejores sensaciones salir de viaje la nieve, es disfrutar precisamente de la nieve después de una gran nevada. El paisaje es maravilloso, los árboles copados de nieve son perfectos y todo parece sacado de un hermoso cuadro que refleja a la perfección la belleza natural típica de la alta montaña.

Sin embargo, el sueño de disfrutar de la nieve recién caída se puede ver repentinamente afectado por los preocupantes e impredecibles aludes. Los aludes son avalanchas de nieve que se deslizan por las praderas, y arrasan con absolutamente todo lo que se conoce a su paso. Los aludes suelen generarse justamente cuando la nieve está recién caída, es decir, posteriormente a una gran nevada.

La responsabilidad y el respeto por la naturaleza, es prioridad y debe ser una premisa para cualquier amante de los deportes de invierno, y debemos tomar en cuenta esto antes de deslizarnos por la montaña. Desde este punto de vista, en Clubnoroeste.com, deseamos dejar algunos consejos prevenciones sobre aludes para que puedas evitarlos y así disfrutar de la nieve con total seguridad.

¿Qué es una avalancha de nieve?

Para comenzar debes saber que la nieve no es una materia inerte, sino que experimenta cambios en su estructura. Cuando la nieve cae en las montañas, la misma se irá acumulando por diversas capas, y así formar lo que se conoce como manto nivoso. Estas capas sufrirán cambio en función de las condiciones meteorológicas, por lo tanto podrán fracturarse y deslizarse ladera abajo, generando los famosos aludes o avalanchas.

– Consejos y prevenciones sobre aludes: Preparar todo antes de salir de casa.

Para practicar los deportes en alta montaña, debes tener buen conocimiento del medio sobre el cual te vas a mover, es decir, la nieve de montaña. Por ello, es muy importante interpretar bien las señales que te podrán ayudar a tomar la decisión sobre el itinerario que tomarás o cuando dar la vuelta.

La preparación que nos permitirá prevenir aludes, debe comenzar en casa, echando un vistazo al estado de las pistas y así poder hacerte una idea de lo que encontrarás. Además, una excelente recomendación es que puedas consultar la presencia y estabilidad de la nieve en cualquiera de los boletines regionales de aludes. Evidentemente, los fenómenos atmosféricos no se pueden predecir completamente y con total exactitud, sin embargo siempre es mejor informarnos acerca de lo que nos podremos encontrar.

– Consejos y prevenciones sobre aludes: preparar bien el material y la ruta.

Como hemos mencionado anteriormente, es indispensable conocer bien el terreno en el cual vamos a practicar el deporte de alta montaña. La razón es muy clara, y es de seguro como buen esquiador, te podrás sentir atraído o atraída por las grandes pendientes, pero si debajo de estas pendientes no hay rocas ni árboles que puedan estabilizar las capas de nieve, las probabilidades y riesgos de aludes son considerablemente altos.

En este caso, el consejo es que puedas estudiar el mapa, y así identificar aquellas laderas que son potencialmente inclinadas y riesgosas y puedas planear una ruta alternativa. Este plan puede sacarte de más de un apuro, ya que además podría funcionar como una vía de escape a la hora de salir en una posible avalanchas.

Por otro lado, no sólo es importante preparar la ruta, sino que hay que preparar muy bien los materiales que necesitas para practicar en este tipo de terrenos. Pala, sonda y arva, es parte del equipo que no puede faltarnos, y de hecho es el equipo básico de rescate en caso de una avalancha de nieve.

Asimismo, hay un sistema que un tanto desconocido pero extremadamente útil: el airbag antiavalanchas. Este equipo es especialmente útil cuando se está produciendo un alud de nieve, ya que podrás activar el airbag tirando de una anilla que se encuentra en la mochila. En ese momento se activarán grandes flotadores que te elevarán y permitiera que sea fácilmente localizado en la nieve. Este equipo, puede ser la diferencia entre la vida y la muerte en caso de una avalancha.

¿Cómo actuar en caso de que te veas atrapado en un alud?

A pesar de haber hecho los deberes, es posible que aun así te pudiera alcanzar una avalancha de nieve, y en este caso lo recomendable es actuar rápida y correctamente. Si en ese momento te encuentras esquiando, lo primero que debes hacer es librarte rápidamente de las correas de seguridad y de cualquier objeto que pueda dañarte, como por ejemplo los bastones de esquí y la mochila, pero sin soltar tu equipo de seguridad, al cual hemos hecho referencia anteriormente.

Para comenzar, debes intentar a toda costa esquivar el alud de nieve o los laterales, y en caso de que te alcance, lo mejor es intentar mantenerte en la superficie realizando movimientos de natación, abriéndote paso hacia los lados. En caso de que observes que la nieve comienza cubrirte, es muy importante que puedas adoptar una postura fetal, al colocar los brazos sobre tu cabeza y así poder crear una burbuja de aire. No olvides mantener la boca cerrada en todo momento, e intentar respirar de forma pausada para conservar el oxígeno.

Una vez se haya detenido el alud, y en el peor de los casos te encuentres enterrado en la nieve, inmediatamente debes realizar movimientos con fuerza para abrir una salida a la superficie o dejar pasar el aire. Si por alguna razón no te es posible salir, debes emitir sonidos agudos.

En caso de que consigues librarte, o incluso no te haya alcanzado el alud, lo que debes hacer inmediatamente es ir a rescatar a tus compañeros lo antes posible, siempre asegurándote de que haya cesado la avalancha. En ese caso, sigue inmediatamente los siguientes pasos:

  1. Llama de inmediato a los servicios de emergencia e indícales la posición en la que te encuentras.
  2. Intenta localizar a las víctimas buscando señales como ropa o ruido.
  3. Si cuentas con un Arva, úsalo para localizar a tu compañero cuanto antes.
  4. Comienza a cavar de inmediato, y si cuentas con un compañero o más personas, lo recomendable es hacerlo por turnos para que nadie pare de cavar y se logre más rápido llegar hacia la persona.
  5. Al encontrar a la persona, intenta liberar primero su cabeza y comprueba si respira.
  6. Libera el pecho de la víctima, y comienza la reanimación cardiopulmonar en caso de ser necesario.
  7. Por último, no muevas a la persona a menos que sea necesario, y así evitarás agravar su condición. Recuerda que es posible que haya sufrido de fracturas, y los movimientos pueden empeorarlas.

Siguiendo estos consejos, no sólo lograrás prevenir los aludes, sino que además en caso de ser víctima de una avalancha, podrás salir exitosamente, y ayudar a tus compañeros.

Quizá también te interese:

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *