Conoce el nuevo ‘Pisanieves’ de la estación de esquí la Molina.

La estación de esquí la Molina es una de las más visitadas en el Pirineo catalán. Dicha estación es considerada decana de los deportes de invierno en el país teniendo el primer remonte comercial en el año 1943 y sus instalaciones ofrecen diversión para todo tipo de públicos sin importar su edad, nivel o condición física.

Precisamente, la estación de esquí la Molina continúa manteniéndose la vanguardia mejorando sus servicios e instalaciones todos los años. Recientemente ha estrenado un nuevo ‘pisanieves’ de última generación con características muy particulares que vale la pena comentar.

Principales ventajas del nuevo ‘Pisanieves’ de la estación de esquí la Molina.

Con este sistema en la estación, las máquinas pisanieves, buscan desplazar la nieve desde una zona a la otra en base al grosor parametrizado, a la vez que aumenta o disminuye la producción de nieve en la zona según se necesite. Este sistema que se ha implementado en la temporada pasada en la estación de esquí la Molina, sólo era implementado en las pistas de Baqueira Beret.

Una de las particularidades de este sistema, es que este nuevo pisanieves permite parametrizar las pistas, con lo cual cuando la máquina pasa por encima de un tramo inmediatamente se miden los espesores de la nieve. Esto una importante ventaja ya que permitirá saber cuál es la zona a la cual hay que focalizar la innivación de nieve haciendo uso de los cañones y así no producir más de lo necesario.

Anteriormente, el sistema antiguo de producción era bastante menos preciso. En la actualidad en el Pirineo sólo dos estaciones utilizan este sistema, Baqueira Beret, y ahora la estación de esquí La Molina. Según Xavier Perpinyà, director de la estación, el nombre de este sistema es Snowsat, y entre otras funciona con un sonar que detecta el fondo del manto de nieve determinando exactamente a qué altura se encuentra la máquina.

La precisión de la máquina es casi total, teniendo un margen de error de tan solo centímetro. Los espesores se muestran en un mapa de pistas específico, que se comparten con el resto de las ratracs, y de esta forma los demás conductores de cada una de las máquinas pueden conocer automáticamente cuales el grosor de cada una de las pistas y sectores de la estación. Evidentemente, todo esto ayuda y mucho a los trabajo de transporte de nieve desde una zona o pista hacia otra.

La estación La Molina cuenta con 83 sondas de temperatura y 521 cañones de nieve.

En la actualidad la estación de esquí La Molina cuenta con 521 cañones de nieve y 83 sondas de temperatura, pero según los directivos de FGC y La Molina el futuro de la estación pasará por aumentar hasta el doble la producción de nieve.

Para conseguirlo, se irán implementando nuevos cañones con una mayor capacidad de producción al mismo tiempo que impliquen un menor gasto de energía y uso de agua. En pocas palabras, ser más eficientes y ahorrar en gastos.

Con relación al nuevo pisanieves implementado, según el director de la estación de esquí La Molina, señalo que cada conductor del nuevo pisanieves contará con su propia parte de trabajo y zona a pisar teniendo acceso determinado y optimizado para evitar duplicidad al momento de pisar pistas.

Según Xavier Perpinyà, gracias a este sistema se ha conseguido un ahorro de hasta €20,000 anuales sólo en carburante de determinadas pistas de la estación, como ejemplo la pista Volta a la Montanya Sagrada.

Además, se tiene previsto incorporar durante esta temporada invernal a la flota de la estación la Molina una nueva máquina híbrida que permitirá eliminar de forma progresiva el gasóleo. Esta máquina cuenta con un motor térmico que mediante un sistema eléctrico reduce el consumo diario de gasoil.

El nuevo ‘Pisanieves’ de la estación de esquí la Molina, así como el resto de maquinarias e iniciativas que se están implementando en la estación están dando excelentes resultados y permitiendo un importante ahorro energético y económico en las instalaciones de la estación. Estas inversiones con un objetivo definido, permiten reducir el impacto medioambiental al mismo tiempo que se optimiza el mantenimiento y servicios en la estación.

Quizá también te interese:

 

Add Your Comment