Curso de Monitor de Esquí: cómo convertirme en profesor de mi deporte favorito

Ser profesor de esquí es una profesión que requiere entrega y pasión. Para nada algo en lo que puedas caer de casualidad, la práctica de esta profesión durante los meses que dura la temporada de nieve implica un amor por este deporte, una implicación con él y una dedicación enormes; pero a su vez, por supuesto, trabajar de algo que te encanta es tremendamente positivo. Pero, ¿qué debo hacer para convertirme en profesor de las escuelas de esquí?

La regulación de las escuelas de esquí, podríamos decir, es llamativamente nueva y sobre todo en constante evolución. Desde hace unos años existe una Formación Profesional Media y Superior para aquellos que deciden hacer del esquí y la nieve su forma de vida. Así, las titulaciones de Técnico Deportivo 1 y 2 (TD1 y TD2) se corresponden con el Grado Medio de la FP, mientras que el Grado Superior se trata del TD3. Como cualquier otra formación de este estilo, los estudios de Técnico Deportivo cuentan con apartados comunes y optativos, así como otros específicos, en este caso, los encaminados a la especialización en esquí.

Sin embargo, existen otras vías para trabajar como monitor de esquí en las escuelas en la Comunidad de Madrid, igualmente aceptada y de mucha más fácil consecución para los interesados. Hablamos de los cursos propios que los Clubes de esquí realizan, dando una formación completa y específica a los alumnos, que el día de mañana se convertirán en los profesionales de su escuela.

Estos Cursos de Monitor de Esquí se realizan, como cualquier otra formación de monitor, de manera intensiva o extensiva. La primera se realiza en una convivencia en el Puente de la Inmaculada, coincidiendo con el viaje de familias a Sierra Nevada;  y la segunda durante los cursos de esquí en Valdesquí, recibiendo 9 clases en 6 fines de semana -6 Domingos y 3 Sábados-. Ambas igualmente recomendables y propicias para la formación completa del monitor de esquí profesionalizado.

Para entrar en estos cursos es necesario pasar una prueba de acceso. Por supuesto durante el curso de esquí se mejorarán las cualidades técnicas en la práctica del esquí, pero es necesario un elevado nivel previo, puesto que hablamos de personas que se convertirán pronto en responsables de grupos de menores en la nieve.

Durante el Curso de Monitor de esquí no sólo nos centraremos en aspectos técnicos y prácticos de este deporte en sí. Incidiremos enormemente en el aprendizaje como profesor de niños y de adultos, sea cual sea su nivel. Cualquiera de nuestros monitores debe estar capacitado, desde que sale de este Curso, para dar clase en cualquier nivel, desde principiante hasta experto, y a cualquier edad. El buen trato a los niños se convierte en algo primordial para nosotros, incluyendo tanto saber transmitirles los conocimientos del esquí como la implicación personal con los pequeños o con los adultos, en su caso.

Además, la formación de nuestros monitores y profesores de esquí es constante. A parte de este curso inicial mínimo para convertirte en monitor de esquí, durante toda la temporada los monitores realizan cursos de reciclaje, depurando sus conocimientos, adquiriendo nuevos y mostrando siempre gran pasión e implicación con el esquí. Tanto en subidas a la nieve por su cuenta como en cursos de reciclaje específicos del propio Club, nuestros profesores de esquí están inmersos en una formación continua que, sin duda, se nota a la hora de ejercer su trabajo con los grupos de esquiadores.

Cabe decir que los Cursos de Monitor de esquí del Club Noroeste son muy exigentes con sus participantes, pero también que son altamente valorados por otros clubes y escuelas de la Comunidad de Madrid. Intentamos siempre que la profesionalidad en nuestro trabajo y en cada uno de nuestros monitores esté lejos de cualquier duda.

Add Your Comment