blog

Qué es y cómo funciona un Club de Esquí

Ski Club Noroeste, el 22 de enero de 2016

Para muchos, el concepto Club o Escuela de Esquí suena simplemente a profesores que dan clase en las estaciones de esquí para niños o adultos. Sin embargo, desde aquí nos proponemos a hacer una visión mucho más acertada e interiorizada de los servicios que pueden llegar a ofrecer este tipo de clubes de esquí en España, que satisfacen una demanda cada vez mayor en nuestro país ofertando aumentando tremendamente su oferta de servicios. Viajes familiares, de amigos o escolares, clases, cursos completos, excursiones, club de competición, transporte, alquiler, seguros de viaje… Sus posibilidades son tan completas como variadas, llenas de detalles y de posibilidades que, seguro, se adaptan a lo que busque el cliente para su aventura de esquí. He aquí un resumen de lo que nos podemos encontrar al acercarnos a uno de ellos.

Cursos y clases particulares. Son el leit motif de las escuelas de esquí. Ofrecen la posibilidad de aprender desde cero y desde cualquier edad el deporte del esquí, así como también su perfeccionamiento en diferentes niveles llegando a la preparación de los futuros profesores y monitores de esquí. Los cursos ofrecen una experiencia completa, con paquetes de cuatro a seis clases, subiendo los fines de semana a la sierra –curso de esquí en Valdesquí, en nuestro caso- y que enganchan desde el primer día a los clientes. Aprender por medio de la diversión, la superación y la convivencia aporta a estos cursos de esquí, sea cual sea el nivel, una demanda cada vez más elevada. Estos cursos pueden ser más personalizados cuando hablamos de clases particulares, en las que en casi cualquier época del año el interesado o interesada puede contratar mediante el Club de esquí un entrenador personal de este deporte.

Estos cursos y clases de esquí en Madrid incluyen transporte desde la ciudad y con diferentes paradas y alquiler de los equipos de esquí si es requerido por el cliente; y siempre cuentan con un trato personalizado, directo y cercano por aprte de los profesionales que llevan a cabo los cursos.

Además, cabe decir que el snowboard está inmerso al cien por cien en los cubes de esquí, ofreciendo siempre la posibilidad de ser éste el deporte practicado.

Días Blancos. Se trata de excursiones de uno o varios días, sin pernocta, en que los grupos que lo contratan –colectivos variados como grupos de ayuntamientos o culturales, asociaciones de montaña o universitarias o, sobre todo, grupos escolares- viven la experiencia de las clases y cursos de esquí intensamente. Sin contar con tanta continuidad como el primero de los servicios expuesto, los Días Blancos de esquí aportan frescura, dinamismo y participación activa a los implicados, siendo en numerosísimas ocasiones el punto de partida perfecto para comenzar a conocer y acercarse a este deporte por parte del cliente final.

Viajes de esquí. Tanto Viajes Familiares como Viajes Escolares, este servicio está al alza como casi ningún otro. Su éxito radica en la genial y completa convivencia que en ellos se da, basada en una excelente organización, que convierten estos viajes en experiencias absolutamente únicas tanto para padres como para hijos, tanto para profesores y responsables como para alumnos.

Hablamos de viajes de entre cuatro y seis días, a diferentes destinos de esquí por toda España e incluso Francia, donde el esquí es la actividad principal y más importante pero no por ello la única. Juegos, excursiones y actividades completan un programa que incluye atención las 24 horas y, por supuesto, transporte, alojamiento y pensión completa y alquiler de los equipos necesarios para el esquí o el snowboard en su caso.

Club de Competición. Las Escuelas de esquí cuentan en su mayoría de casos con integrantes que compiten en campeonatos amateur, provinciales, nacionales o internaciones. Se trata de un servicio específico encaminado a aquellos que tratan el esquí como deporte de competición. La dedicación a ello, como en cualquier otro deporte, sea cual sea la categoría de edad, requiere más tiempo e implicación que el resto de los servicios expuestos; comenzando los entrenamientos allá por el mes de Octubre y terminando, como cualquier temporada de nieve, en Semana Santa. Los propios entrenadores de la Escuela de esquí serán, en numerosas ocasiones, los encargados de representar al Club en cuestión en los campeonatos, así como de entrenar a las jóvenes promesas. 




Volver al Blog